Publicado el

Por que debes elegir tapones de corcho

Al hablar de la conservación de vinos, existen diferentes tipos de tapones entre los cuales elegir, pero sin duda los de corcho son los mejores. Estos los puedes encontrar al mejor precio en la fábrica de gruartlamancha, con una calidad excepcional que te permitirá conservar tus vinos por largos períodos de tiempo.

Sin embargo, algunas personas no conocen los beneficios que traen los tapones de vino para las fábricas. Por este motivo, el día de hoy me he dado a la tarea de preparar este post, para que puedas escoger los tapones de vino frente a las otras alternativas.

Motivos para escoger el corcho

El corcho es un material que se destaca por sus propiedades, las cuales no podrás disfrutar con tapones de vidrio o de polímeros plásticos. Dentro de estas se encuentran:

Permiten la oxigenación

Para que un vino pueda conservarse por más tiempo este debe tener una correcta oxigenación o se descompondrá. Por este motivo, es importante tener en cuenta que los materiales como el plástico o el vidrio no son buenos en estos casos, en especial porque no ofrecen oxígeno para el vino.

El corcho por su parte, cuenta con micro canales de aire que permiten la circulación de oxígeno libremente hacia el interior de la botella. Todo sin dejar que los agentes contaminantes entren al mismo.

Sellan adecuadamente la botella

El sello de la botella evitará que tu vino se contamine con agentes externos que puedan contaminarlo. Por este motivo, será indispensable elegir un material que ofrezca la posibilidad de sellar correctamente las botellas.

Una vez más, el corcho es el material que debes escoger, porque este contará con una gran calidad y se adhiere fuertemente a las paredes de la botella. Por lo tanto, este material evitará la entrada de cualquier contaminante, manteniendo tu vino completamente a salvo y sin ningún tipo de inconveniente.

Son baratos

A pesar de que los tapones de vidrio o plástico pueden ser igualmente baratos, no se comparan con el corcho. Esto debido a que el corcho permite la conservación de tus vinos por un período mucho más prolongado en el tiempo con un coste realmente ajustado.

Además, si necesitas una conservación más corta, puedes elegir tapones de corcho de una calidad inferior, que se usan para vinos que durarán menos de 1 año. Así se puede tener una opción realmente barata, y no tendrás que preocuparte en absoluto por la calidad de los mismos.