Publicado el

Como cambiar un neumatico pinchado

Es muy importante tener los neumáticos en buen estado, en especial si lo que quieres es tener la mayor seguridad. Para que puedas comprar neumaticos online baratos, te recomiendo visitar el taller mecánico de Aurgi, porque allí encontrarás las mejores marcas y a los precios más bajos del mercado.

Sin embargo, en cualquier momento un clavo te puede pinchar un neumático, haciendo que tengas que saber cómo cambiarlo. Es por este motivo que, el día de hoy te traigo un post con los pasos básicos para que puedas conseguir los resultados esperados de una forma realmente efectiva.

Consejos para cambiar un neumático

Para que puedas cambiar un neumático de una forma efectiva, debes asegurarte de seguir algunos consejos básicos. En todo caso, los pasos básicos para hacer el cambio serán los siguientes:

Asegura el coche

Es vital que puedas aparcar el coche en un lugar seguro, para que puedas evitar cualquier tipo de accidente con otros conductores. Lo mejor es aparcar el coche en una zona completamente plana, y lo mejor sería que estuviera fuera de las vías.

Asegúrate de colocar elementos de seguridad como el triángulo o las luces de emergencia para que otros conductores puedan verte fácilmente. Si es de noche, debes asegurarte de utilizar chaleco reflectivo para evitar cualquier accidente.

Baja el neumático pinchado

Una vez que tengas el coche aparcado en un lugar seguro, debes asegurarte de aflojar levemente las tuercas del neumático. Procede a subir el coche en el gato, hasta asegurarte de que quede completamente separado del suelo, para que puedas conseguir los resultados esperados.

Para retirar el neumático simplemente debes quitar las tuercas, y así podrás bajar el neumático pinchado. Colócalo debajo del coche junto al gato, para que puedas evitar cualquier tipo de accidente en caso de que el gato llegue a fallar.

Instala el neumático nuevo

Es el momento de ir por el neumático de repuesto, y colocarlo en su lugar mediante las tuercas para fijar el neumático. Asegúrate de que el neumático esté completamente fijo, y por este motivo debes asegurarte de que puedas conseguir unos buenos resultados.

Cuando el neumático se pueda sostener solo, será el momento de retirar el neumático que estaba debajo del coche. Baja el coche del gato, y procede a apretar nuevamente las tuercas, para evitar cualquier accidente en el futuro. Una vez terminado el proceso, será el momento de recoger todo lo que usaste y podrás continuar tu camino.