Publicado el

¿Cuál es la normativa que deben cumplir los calentadores a gas?

Los calentadores a gas son una gran elección a la hora de tener agua caliente al instante en nuestro hogar. Así, un calentador de gas sirve para producir y suministrar agua caliente en la vivienda al instante. Hoy en día, necesitamos agua caliente para ducharnos, lavar los platos, lavar la ropa a mano, entre muchas otras cosas. Por tanto, si anhelas comprar calentador de gas en la tienda Chaffoteaux los vas a encontrar a un precio espectacular.

¿Cómo funciona un calentador a gas?

 

Ahora que ya hemos visto que es un calentador de gas, a continuación veremos cómo funciona.

El calentador de gas es un mecanismo que no acumula agua, por este motivo es más económico que un termo de agua. En primer lugar, para que el calentador a gas funcione el suministro de gas del hogar tiene que estar abierto. El gas es el combustible que hace posible que la llama del quemador se encienda. Así pues, el funcionamiento del calentador a gas es que al abrir un grifo de agua caliente, el gas enciende la llama, el agua fría entra en la caldera y circula por dentro del serpentín. Así, una vez que el agua esté caliente se distribuye por el circuito de tuberías hasta su punto de salida. Además, podremos regular la intensidad de la llama para poder conseguir agua más o menos caliente.

Existen dos tipos de calentadores a gas según su funcionamiento:

 

  • Atmosféricos: Este tipo de calentador usa el oxígeno de la misma estancia donde se encuentra. No se pueden instalar, pero sí mantener.
  • Estancos: Este tipo de calentador utiliza el oxígeno del exterior a través de un tubo o chimenea con un ventilador. Son obligatorios para nueva instalación según RITE 2010. Además, aseguran que no haya fuga de gases nocivos y ofrecen la máxima seguridad.

 

La mayoría de calentadores a gas son estancos, es decir, la combustión se realiza dentro de una cámara hermética. El aire que es necesario y los humos que expulsa van hacia el exterior del hogar, por tanto, este tipo de calentadores ofrece la máxima seguridad. Así pues, es mejor calentador de gas estanco.

Hay diferentes tipos de calentadores de gas Barcelona, cómo gas natural, gas propano y butano y según tus necesidades te decantaras por uno o por otro.

Usar un calentador de gas tiene ventajas como por ejemplo que es más económico que la electricidad, así pues, tendremos un ahorro considerable y es inagotable porque no se depende de un depósito que caliente el agua como pasa en los termos eléctricos.

Instalar un calentador a gas

 

Para instalar un calentador a gas primero necesitamos a un profesional que lo haga, porque es un tipo de instalación muy compleja y una mala instalación puede llevarnos a graves accidentes. De esta manera, el técnico evaluará su instalación, su correcto funcionamiento que sea seguro para los usuarios. Luego, para mantener un calentador a gas se recomienda hacer revisiones y limpiarlo frecuentemente.

 

Normativa calentadores de gas

 

Según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) que regula todo lo relativo al diseño, instalación y mantenimiento de instalaciones de climatización y de producción de agua caliente sanitaria. Este reglamento constituye los requisitos a nivel de seguridad y eficiencia energética que deben cumplir este tipo de instalaciones dependiendo de las dimensiones y uso.

El 14 de abril del 2018 entró en vigor una nueva ley que obliga solamente a instalar calentadores de gas estancos, tanto si es en obra nueva como en reposición. Así pues, los usuarios en sus hogares sólo podrán instalar calentadores de gas estanco por el simple hecho de que este tipo vela por la seguridad y asegura que no haya fuga de gases nocivos.

En la tienda Chaffoteaux todos nuestros productos cumplen con la normativa del reglamento RITE y además tienen emisiones bajo NOx. En nuestra tienda vais a encontrar calentadores de gas butano y gas natural de 11 litros y 16 litros. Así pues, tu decides que tipo de caldea es mejor para tu hogar según tus necesidades.