Publicado el

¿Cuándo necesitamos una traducción técnica?

Conversar de traducción técnica, se refiere básicamente al proceso de realizar la traducción de una serie de documentos clasificados debido a su naturaleza como técnicos. Este concepto es utilizado para textos especializados en un tema específico y cuya terminología esta basada en el contexto dentro del cual no resulta evidente para aquellas personas que no dominan la especialidad.

La traducción técnica cubre la traducción de muchas clases de textos de distintas ramas, pero siempre referidos a una disciplina científica. La traducción técnica y la científica no pueden separarse por campos o disciplinas: ambas modalidades pueden darse en todos los ámbitos de la ciencia y de la tecnología. El lenguaje científico y el técnico se diferencian por su función o intencionalidad, el público objetivo al que se dirigen, el ámbito donde se originan, así como por el tipo de textos que producen.

El lenguaje científico está escrito por científicos y se origina en ámbitos de investigación y educativos. Es más universal, con el inglés como lengua franca, su registro es culto, académico y teórico y su función es la transmisión de conocimientos, hallazgos o perspectivas (comunicación y divulgación científica). Los tipos de textos más frecuentes que encontramos aquí son artículos científicos, ensayos, así como tratados y libros de texto. Su público objetivo es el colectivo científico y académico y, en el caso de la divulgación, un público general

El lenguaje técnico está escrito por técnicos, generalmente en un ámbito industrial. Su registro es más cercano al lenguaje común, suele tener más variantes regionales o locales y su función es práctica: instruir o enseñar. Nos encontramos con textos de diversos grados de tecnicidad, como patentes, manuales, instrucciones técnicas, ayudas online u hojas de características técnicas. Con frecuencia, al tratarse de documentación técnica de productos comercializados, en determinados tipos de textos se añade la intencionalidad de vender, como ocurre en el material de marketing como catálogos, folletos y sitios web. En función del tipo de texto, puede dirigirse a un público especializado o al usuario en general.

¿Cuáles son las características del lenguaje técnico?

  • Objetivo: es objetivo porque este tipo de textos tienen una labor informativa o explicativa, pero, sobre todo, deben ser objetivos y claros. Los términos técnicos deben ser precisos para que relacionemos rápidamente el término con la realidad a la que denomina y evitar así la ambigüedad
  • Coherente: se debe mantener siempre la coherencia terminológica, Puede suceder que algún término no tenga equivalencia en la lengua meta por lo que el traductor tendrá que buscar una alternativa para resolver el problema, como puede ser la utilización de un préstamo, neologismo o, en último caso, tratar de explicar el término. En cualquier caso, debe ser una solución coherente y no debe tomarse a la ligera, ya que el lenguaje técnico es bastante estricto y no conviene que proliferen términos erróneos o que lleven a confusión.
  • Preciso: se debe evitar el uso de palabras innecesarias que hagan que el texto tenga un estilo más rebuscado e incluso confuso.
  • Lógico: el traductor debe decidir cuál es la manera adecuada de redactar un texto en una lengua determinada: si se usa la voz activa o la pasiva, si se trata al lector de usted o de tú.
  • Los autores de artículos científicos y técnicos emplean una terminología especializada. El lenguaje empleado no es literario y el tono es formal.
  • El autor es siempre un especialista en el tema.
  • Estructura del texto: los documentos técnicos tienen una estructura rígida. Suelen ser textos donde la objetividad, la claridad y la concisión son constantes.

¿Qué se debe tener en cuenta cuando se va a realizar la traducción técnica?

1.-Conocer a quien va dirigido el texto, que uso se le dará, esto con el fin de lograr el nivel requerido en la especialidad solicitada en cada caso.

2.-Familiarizarse con el tema, documentándose, mantener y realizar glosarios, consultar dudas en caso de que existan.

3.-Actualizarse, estar al día en el campo de especialización, adquirir conocimientos día a día en el ámbito de aplicación.

4.-Mantener la coherencia textual: en los textos técnicos es fundamental la precisión y la exactitud, respetar la terminología, cuidar la ortografía y la gramática, etc., ya que el mínimo error puede tener consecuencias importantes.

5.-Atención a los neologismos: a veces se da por hecho que una palabra de reciente creación no tiene un equivalente en la lengua meta. En muchas ocasiones es cierto y se toma la palabra inglesa como forma estándar y universal, pero debemos asegurarnos siempre de que no haya un equivalente en la lengua de destino.

6.- Controlar las unidades de medida y las cifras: debemos asegurarnos de la correcta escritura de las cifras en las lenguas con las que trabajamos, y también realizar las conversiones necesarias para que el texto sea comprensible en la lengua meta. Los errores en las cifras, dependiendo del contenido del texto, puede llevarnos a errores muy graves.

La traducción técnica se refiere a textos relacionados con el mundo de la ciencia, la ingeniería y la tecnología. El término traducción técnica se complementa con el término traducción científico-técnica, ya que las fronteras entre la ciencia y la técnica no están muy claras y muchos objetos de estudio comparten ambas disciplinas. No obstante, lo que sí sabemos es que la ciencia es un conjunto de conceptos teóricos, mientras que la técnica se refiere a la aplicación de esos conocimientos. Hay autores que identifican categorías intermedias entre ciencia y técnica.

Existen autores que han clasificado de la siguiente manera:

Informática: este subgrupo se refiere a todos los textos relacionados con la computación, tales como los propios diseños de aplicaciones, manuales específicos, guías de usuario etc.

Ingeniería: en esta clasificación entrarían todos los diseños, instrucciones, procesos y procedimientos industriales o de construcción.

Ciencia: o documentos académicos científicos. Ensayos sobre experimentos, artículos de prensa especializada, tesis, ponencias o libros sobre ciencia pura.

La traducción de textos técnicos es clave para investigadores, científicos, expertos y técnicos que trabajan en cada una de las categorías previamente citadas. La traducción técnica hace posible que los expertos avancen en determinadas materias y difundan sus hallazgos y así garantizar el progreso científico.