VENTAJAS Y TIPOS DE MAQUINILLAS DE AFEITAR

Los procedimientos más comunes del afeitado son con maquinilla multihojas, con la máquina eléctrica y la maquinilla de afeitar clásica, esta última era la más utilizada hace años.

Las maquinillas de afeitar con o sin recambio, son las más utilizadas puesto que el afeitado es más práctico y conlleva menos riesgo de cortarnos.

Las preferencias de cada persona en algo tan personal como es el afeitado depende de nuestra preferencia, costumbre sobre los tipos de maquinillas de afeitar que escojamos.

Las maquinillas de afeitar clásicas utilizadas más por nuestros ancestros aún siguen en el mercado a pesar de las maquinillas multihojas que cambiaron por completo la línea a seguir.

Las ventajas de las multihojas es que nos van a dar un afeitado más ágil, menos peligroso y suave mientras que la maquinilla de afeitar clásica tiene más probabilidad de corte debido al cabezal y el tipo de cuchilla que la componen, esto no quiere decir que no deje un buen acabado del afeitado en el que se caracteriza por su gran precisión de corte y suave acabado.

LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS MAQUINILLAS DE AFEITAR CLÁSICAS Y DESECHABLES

Hay dos tipos más comunes de maquinilla clásica las de peine abierto, o peine cerrado cada cual con su característica propia de más o menos corte con el vello facial y por consiguiente más o menos agresiva con la piel.

Las máquinas de afeitar eléctricas con tres cabezales, están pensadas para acariciar el vello facial con unas cuchillas protegidas dentro de una plataforma pequeña.

También la máquina de afeitar de cabezal, que no tiene tres cuchillas, si no que posee un cabezal plano que actúa con unas cuchillas en línea y que nos permite un afeitado más apurado que la rotativa de tres cabezales.

Esta última es más apropiada para uso diario, y un afeitado más apurado y para pieles sensibles o más delicadas.

Los consejos para los diferentes tipo de afeitado con cuchillas y máquinas de afeitar clásicas son prácticamente las mismas: preparar e hidratar la piel, humedecer o mojar la cara para que el vello facial interactúe con la espuma o gel que hará que esté más  blando para tener un afeitado más suave a la hora de cortar nuestro vello facial sea en vertical o a contrapelo.

Evitando posibles cortes, irritaciones con estos principios para un afeitado seguro lograremos un acabado más profundo que nos dejará una piel más suave e hidratada hasta el próximo afeitado.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.