¿Qué aprender de los magos?

Antes de realizar un truco de magia, debemos ser conscientes de que vamos a transmitir asombro, sorpresa y emoción. OJO. No se debe dejar de lado el hecho de que vas a vender una creencia, casi como un negocio.

Para ello te prepara www.escuelamagia.com. Una forma de Start Up que congenia muchas claves para lograr tener éxito mediante el entretenimiento.

Enfocarse en la audiencia

El público es la parte más importante de tu trabajo. Siempre se debe ser consciente de lo que rodea al mago, ello tras las reacciones y el entusiasmo mismo que va guiando la presentación.

Es imprescindible la venta de lo imposible. Se debe adaptar la presentación para dar el mensaje correcto, el beneficio tiene que ser para ambas partes.

Para ser más claros: El cliente tiene la visión de que la magia lo ayudará, mientras el que invierte en ello busca crecer y recuperar lo invertido.

Se debe persuadir

Lo imposible puede llegar a ser muy posible. Algo contradictorio, pero esa es la tarea del mago, ya que debe ocuparse pura y exclusivamente de convencer a cientos de personas de lo que hace es real. Para colmo de todo, en vivo y directo.

En este negocio se debe crear una estrategia que vaya más allá de los límites de la mente humana. La visión cruza el más allá del todo completo.

Ante todo, lo referido, es necesario indicar que el mago debe ser un ilusionista las 24 horas del día. Pensar y ser un mago es aprender de la vida, hasta de la mejor manera y más divertida.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.