Madres todoterreno, consejos para ahorrar tiempo y llegar a todo

No es un secreto para nadie que no hay nadie como una madre a la hora de saber manejar el hogar y llegar siempre a tiempo. No importa que una madre trabaje, tenga que llevar a los niños al colegio, vaya al gimnasio y organice la vivienda, porque de una forma u otra, siempre acaban cumpliendo y sorprendiendo. Ya sea haciéndose un planning, utilizando envases de plástico para alimentos, madrugando, optimizando sus tareas, etc.

Si esto te parece un auténtico misterio y por mucho que lo intentes tú nunca consigue cumplir con todas tus tareas diarias, hemos querido preparar un post especial en el que te vamos a dar una serie de consejos de madres todoterreno que te permitirán ahorrar tiempo y llegar a todo. ¡Toma nota!

Planifícate

Lo más importante es planificarte correctamente y no ir a lo loco. No cometas el error de comenzar el día sin saber bien qué es lo que tienes que hacer, ya que eso te retrasarás enormemente. Lo mejor es que te hagas un planning diario, o al menos semanal, marcando todas aquellas tareas que tengas que realizar y ordenándolas en función de tu horario y del tiempo que tenas disponible. Verás como ahorras mucho más tiempo del que puedes imaginar.

Envases de plástico para alimentos

Una de las tareas que más tiempo quitan al cabo del día es fregar los utensilios de cocina así como la vajilla utilizada para desayunar, comer o cenar. Un consejo muy útil está en utilizar artículos desechables hechos de plástico. ¿Por qué? Porque los podrás tirar una vez utilizados sin tener que preocuparte por nada y sin tener que perder tiempo en fregar o poner el lavavajillas.

Orden

El orden es algo especialmente fundamental para ahorrar tiempo, ya que si tienes todo desordenado y fuera de sitio, después te costará mucho más organizarlo. Esfuérzate por tener todo en orden y en su lugar, ya que esto te servirá para saber siempre donde tienes tus cosas, siendo mucho más fácil después ordenarlas o acceder a ellas.

Ayuda

No cometas el error de comértelo todo tú sola. No tengas ninguna duda a la hora de pedir ayuda a los demás, ya que todos tienen la responsabilidad de que todo esté organizado. Déjales claro al resto de miembros de tu familia o a los compañeros de piso que todos tenéis que echar una mano. Porque cuatro manos irán más rápidas y serán más eficaces que dos. ¿No crees?

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.