Łódź, una joya olvidad

Hay destinos que, vete a saber por qué, pasan desapercibidos para los viajeros y para las personalidades ávidas de conocer. A la hora de viajar parece que nos fijamos más en los destinos más visitados y transitado que en cualquier otra cosa. “Si todo el mundo va allí, es porque debe estar bien”, pensamos en ocasiones. Y no está mal. Hay destinos emblemáticos como París, Nueva York, Londres o Bangkok que han de ser visitados. Pero el mundo es muy grande y diverso y las oportunidades que nos ofrece superan y desbordan de lejos estos destinos. Hoy me gustaría hablaros de uno de estos destinos que han pasado desapercibidos por todo el mundo y que merecen la pena visitar.

Pero eso sí, antes de emprender cualquier tipo de viaje, contrata tu seguro de viaje y no dejes nada al caso. Podrás hacerlo con: https://segurodeviajecot.es/

 

Una antigua ciudad industrial

Łódź es la tercera ciudad más grande de Polonia, por detrás de Varsovia y Cracovia. Lo sorprendente es que hasta hace poco tiempo era la segunda. Quien vaya podrá comprobar que se trata de una ciudad en declive, algo decadente. Esto es porque fue una gigantesca potencia industrial durante el siglo XIX y XX. Su población y su actividad económica crecieron como la espuma. Sus fábricas, que aún se conservan intactas, son verdaderas ciudades dentro de la ciudad. Puede pasear uno por sus calles e imaginarse el ajetreo y el potencial que aquella ciudad tuvo algún día.

 

El romanticismo de lo decadente

Pasear por Łódź es constatar que el tiempo pasa y que las épocas fluyen cambiantes por la historia. El centro de la ciudad está repleto de mansiones y casas gigantescas. Son las residencias de la antigua burguesía. Ahora, todas ellas tienen las fachadas ennegrecidas de la contaminación de las fábricas que ellos habían regentado. Los enlucidos están desconchados y las molduras y las decoraciones al más puro estilo vienés se caen a trozos. Ésta es una ciudad extraña y desconcertante, pues no tiene centro o plaza de reunión y su topografía está totalmente condicionada por las viejas fábricas. Eso sí, hay parques inmensos y preciosos. Parques antiquísimos. Concretamente, los mismos parques que se crearon para los obreros junto a las fábricas en un afán de optimizar hasta los tiempos de descanso y el ocio.

 

Manufaktura y la gran calle

Decía que esta ciudad polaca no tenía centro urbano y es cierto, aunque tiene sitios que suplen esta carencia. Como decía la gente local cuando se le preguntaba dónde quedaban para reunirse, el lugar por excelencia para el ocio es Manufaktura. Se trata de una mastodóntica fábrica antigua que ha sido remozada, rehabilitada y reconvertida en un gigantesco centro del entretenimiento y de la cultura. Allí hay restaurantes, centros comerciales, museos, supermercados, tiendas de ropa, cines… Y todo ello al abrazo del rojo intenso de los ladrillos de cara vista. ¡Os aseguro que de los centros comerciales más bonitos que hayáis visto jamás!

 

Piotrovska

La Calle Piotrovska es una interminable calle peatonal repleta de comercios y restaurantes. Es, parece ser, la calle peatonal más larga de Europa. Tal es así que mide alrededor de unos cinco kilómetros. Vamos, apta para un más que agradable paseo contemplando los colore pastel de las fachadas, estas sí, reformadas. Es un lugar fantástico para cenar o hacer compras: tranquilo, agradable y sin coches.

 

Es muy barato

Por supuesto, cada vez que viajamos, no podemos olvidar vigilar nuestro bolsillo. Y para tal fin, Polonia es un lugar ideal dado que es muy barato en relación con España. Las cervezas, los hoteles y los taxis son muchísimo más baratos que en España y eso siempre es un atractivo a la hora de viajar. Eso supone que podríamos estar allí durante más tiempo, cenar más veces y tomar más cervezas. ¿Es una razón de peso, no os parece?

 

Si vas a viajar hazlo con un seguro de viaje

Si estás pensando en que la Tarjeta Sanitaria Europea es suficiente para desplazarte por cualquier parte de Europa y recibir atención sanitaria con ella tienes razón a medias. Lo que te ofrece la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es recibir la misma atención sanitaria que recibiría una persona local. Con esto lo que quiero decir es que no todas las sanidades son igual de buenas que la española y, tampoco todas son universales y gratuitas. Por ello, si tienes pensado moverte por Europa, lo mejor es que contrates un seguro de viaje que te garantize tu tranquilidad y la de los tuyos.

Hay muchos tipos de seguro y muchas compañías distintas. La oferta es vastísima y a veces es complicado encontrar el ideal. Nosotros te recomendamos el seguro viaje de Coverontrip. Se trata de una amplia gama de seguro de viaje online, flexible y honesto.

 

Esperamos que puedas disfrutar de tu viaje a Polonia con toda la tranquilidad de estar seguro y protegido.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.