Franquicias ropa niños: ¿Un modelo de negocio destinado a triunfar?

franquicias ropa niños

Formas de ganar dinero hay muchas, pero por qué los inversores analizan tanto a cuál apostarle. Evidentemente es más que un juego al azar, entonces qué hace que un modelo de negocio sea exitoso y seguro. La respuesta es que ninguno es infalible, pero algunos acarrean menos riesgos que otros, así como también varían en cuanto a la demanda de tiempo y esfuerzo. Aquí analizaremos el caso de las franquicias ropa niños.

Las franquicias

Hablemos primero de las franquicias. Este es un modelo de negocio en el cual una central define los aspectos que regirán al negocio en cuanto a diseño de las tiendas, estilo, especificaciones de la mercancía o servicio a ofrecer, políticas de precio, de exclusividad, modalidades de comercialización, etc., muy poco se deja a criterio del inversor, por lo que, de desear incluir modificaciones seguramente tendrá que obtener la aprobación del franquiciante, dado que, de una u otra forma, podría afectar la imagen de la marca.

La principal ventaja que ofrecen las franquicias es que hay tiendas funcionando. Se puede evaluar la trayectoria de las mismas y, por qué no, acercarse a varias sucursales operativas, probar los productos y servicios, preguntar a los encargados, estudiar el público objetivo, la afluencia de clientes. Por Internet también es factible buscar opiniones en publicaciones en los que se registre el tipo de experiencia de clientes, franquiciados e interesados en la marca. En este particular hay que ser muy cuidadoso, en virtud de que no toda la información es fidedigna.

Moda infantil

Ahora, analicemos el sector de la moda infantil. Es un nicho de la economía que nunca para, prácticamente es independiente de la temporada del año, inmune a crisis financiera, aplica para todos los grupos sociales. Esto se debe a que es una necesidad permanente, por el nacimiento continuo de los niños y su incesante crecimiento. Sin embargo, los padres suelen ser exigente, por lo tanto, no tomarán cualquier prenda por el simple hecho de que sirve para cubrir el cuerpo de sus hijos.

En función de lo anterior, cuando un padre se complace con una marca, es muy probable que se gane un cliente por largo tiempo. Por su parte, los niños, están tomando parte activa en esta toma de decisiones, por ende, la firma tiene que cautivar a los chicos y a los adultos.

Fusión: franquicias y moda infantil

La unión de ambos conceptos, franquicias y moda infantil, generan una fórmula que promete ser muy exitosa. En consecuencia, a la hora de invertir de manera segura no está demás evaluar las distintas opciones que entran en este ramo de la economía y decantarse por las mejores.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.