Claves para comprar una impresora 3D: ¿Qué debemos tener en cuenta?

La impresión en 3D es una técnica muy común en nuestros días, con aplicaciones para cada vez más sectores entre los que destacan la arquitectura, el diseño industrial, la medicina o la robótica.

Antes de comprar una impresora 3D, con el coste que ello conlleva, es conveniente estudiar cuales son nuestras necesidades para elegir el terminal que mejor se adapte a nuestro trabajo.

Características para elegir impresoras 3D

Volumen de trabajo

La impresora elegida deberá ser capaz de soportar nuestro ritmo productivo y de imprimir en los tamaños que requiere nuestro negocio. Dependiendo de cada necesidad, podremos llegar a imprimir figuras en tamaños grandes o varias partes diferentes en una única impresión y a niveles de impresión altísimos.

Debemos tener en cuenta que si elegimos una impresora 3D de bajas prestaciones, el equipo podría no cumplir con nuestras expectativas y ofrecer resultados insatisfactorios. ¡Lo barato puede salir caro!

Calidad de impresión

Para conseguir imprimir en 3d con buena calidad hay que tener en cuenta la altura de las capas que componen el equipo y que la base de impresión se encuentre correctamente calibrada. A mayor finura de las capas, mejor resolución y detalle en el objeto impreso. Asimismo, es muy importante que la base sobre la que imprimimos sea lo más plana posible.

Funcionalidad de la impresora

El diseño de la impresora juega un papel fundamental a la hora de conseguir trabajos de calidad mediante un proceso optimizado y seguro. Funciones como evitar la interrupción accidental durante una impresión, sistema de bloqueo para evitar ser manipuladas por niños o diseños que mantienen constantes los flujos de aire para ahorrar energía son algunas de las posibilidades que un equipo de impresión en 3D nos puede ofrecer.

Compatibilidad con software de impresión 3D

Para imprimir en tres dimensiones, primero es necesario disponer de un software de impresión con el que crear los diseños en 3D. Existen sistemas de desarrollo que no son compatibles con algunas impresoras, por ello es imprescindible comprobar la compatibilidad de cada impresora.

Programas como Cura, Craftware, FreeCad, SketchUp o Repetier son algunos de los más utilizados por las empresas para sus impresiones por la variedad de funciones y sistemas operativos que soportan.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.