Publicado el

Aspectos fundamentales de la traducción legal

Índice

1.-Introducción

2.- ¿Qué es la traducción legal?

3.- ¿Por qué es importante la traducción legal?

4.- ¿Cuáles son las características de una traducción legal?

5.- ¿Cuáles son los documentos que necesitan traducción legal?

6.- ¿Cuál es la función del traductor legal y como se identifica?

7.- ¿Cuál es el procedimiento para realizar una traducción legal?

 

1.- Introducción

La traducción legal o  jurídica es un trabajo que impone la utilización de una metodología específica. Se debe comenzar por una labor terminológica exhaustiva que nos permita conocer e identificar y utilizar aquellos términos jurídicos tanto en el texto original como en el texto meta. No podemos clasificar la traducción jurídica como una simple sustitución de términos equivalentes. Tenemos que ser conscientes que la traducción equivalente exacta en este tipo de textos no existe y hay que tener en cuenta que la equivalencia de estos términos está marcada por sistemas jurídicos que a su vez están determinados por valores lingüísticos y socioculturales.

Si texto jurídico es el que habla de conceptos jurídicos, la variedad de tipos es demasiado numerosa, hasta en las crónicas políticas o económicas se habla de derecho, las personas sin un contacto especial con el derecho también hablan de conceptos jurídicos en sus conversaciones informales en la calle… Pero no sólo existen innumerables tipos, que se supone impondrían, al menos en parte, formas diferentes de traducir, también todos estos textos, hasta los más supuestamente jurídicos, como los procesales, incluyen o pueden incluir gran cantidad de elementos que corresponden a ámbitos no jurídicos. Cualquier actividad humana puede verse involucrada en un proceso jurídico bien sean  sentencias, contratos, legislación, etc. y formar parte de los contenidos de un texto a priori considerado como jurídico.

2.- ¿Qué es la traducción legal?

La traducción legal o traducción jurídica, es aquella donde se traducen documentos y textos legales de un idioma a otro, los cuales pueden ser de carácter público o de carácter privado. Los de carácter público son aquellos documentos  oficiales emitidos por la administración pública o por un organismo público y los de carácter privado son emitidos entre empresas o particulares, como es el caso de los documentos de empresas o negocios.

Resumiendo: la traducción legal se refiere a la traducción de un idioma a otro de textos cuyo contenido se refiere al ámbito legal.

Por lo delicado de este tipo de traducciones, es recomendable que sea realizada por traductores profesionales especializados en este ámbito, con el fin de evitar errores u omisiones y poder emitir un documento de calidad y ajustado al documento original, es decir que sea copia fiel  y precisa del original.

3.- ¿Por qué es importante la traducción legal?

Es muy importante que la traducción de los documentos sea de manera precisa y estén muy bien redactados, y sea realizada por profesionales especializados, por lo delicado de los mismos, ya que se trata de documentos que poseen una gran cantidad de términos y conceptos jurídicos que solo manejan los profesionales en el área. El contenido de una traducción se deriva en  efectos legales tanto para el emisor como para el destinatario del documento. Es muy importante que estos textos y documentos estén bien traducidos, ya que la traducción errónea de una parte de un contrato puede dar lugar a demandas judiciales, además de a pérdidas económicas que puede acarrear la mala traducción de algún termino.

Además del problema habitual que plantea las diferencias en el lenguaje, una traducción legal o jurídica también tiene que tener en cuenta la equivalencia social y cultural, además de la lingüística.

4.- ¿Cuáles son las características de una traducción legal?

  • El empleo de una estructura externa que corresponde a un esquema prefijado, este tipo de estructura garantiza una seguridad en la interpretación del texto.
  • Según su forma lingüística, es claro y preciso, por ello el lenguaje es detallado, técnico, univoco y correcto. Es formal, objetivo y universal. El emisor tiene poca libertad en cuanto a la elección
  • Con respecto al nivel morfosintáctico, el estilo es nominal, se tienen a la nominalización, sustantivación, supresión de los artículos y adjetivos antepuestos. Las oraciones suelen ser largas y complejas. Se emplean locuciones prepositivas o conjuntivas y se utilizan formas verbales de distanciamiento, como e plural oficial y la tercera persona.
  • El nivel léxico es denotativo y culto. Destacan los tecnicismos, los cultismos y los términos arcaizantes.

Por las características que presentan los documentos este tipo de traducciones tiene sus complicaciones, por ejemplo cada sistema jurídico es cerrado y especifico de cada país, por lo que cada acto se circunscribe al sistema jurídico aplicable.

5.- ¿Cuáles son los documentos que necesitan traducción legal?

Generalmente  a los documentos que se les realiza traducción legal son aquellos que se refiere a todos aquellos documentos que supongan la creación de derechos u obligaciones entre dos o más partes. Son documentos que han sido redactados por un experto en derecho, como puede ser un juez, un funcionario público, un asesor legal o un abogado.

Los documentos a los cuales se refiere este apartado serian:

  • Contratos
  • Declaraciones de testigos
  • Fideicomisos
  • Documentación laboral
  • Procedimientos arbitrales
  • Escrituras
  • Estatutos sociales
  • Testamentos
  • Poderes notariales
  • Actas de constitución de una sociedad
  • Documentos para juicios
  • Decisiones judiciales
  • Normativas y legislación extranjera
  • Documentos de inmigración
  • Contratos de compra venta
  • Contratos financieros
  • Pólizas de seguro
  • Informes periciales
  • Documentos relativos a la propiedad intelectual o industrial
  • Entre otros

 

 

6.- ¿Cuál es la función del traductor legal y como se identifica?

La traducción especializada está marcada por el campo, y el traductor debería tener conocimientos de este campo para poder realizar una traducción fiel. En cuanto a las características del funcionamiento textual de un texto jurídico tendríamos, la terminología específica, géneros característicos y la importancia del campo, mientras que sobre las competencias requeridas por el traductor nos encontramos con conocimientos temáticos, conocimientos terminológicos y conocimientos de los géneros característicos y por último la capacidad para documentarse.

Los traductores de este tipo de textos deben ser tanto expertos en traducción como, hasta cierto punto, expertos en derecho. Sin embargo, no siempre existe consenso acerca de cuánto derecho debe conocer un traductor (de textos jurídicos) y es posible encontrar posturas que defienden tanto una formación traductológica  como una formación jurídica.

Dentro de las traducciones jurídicas se pueden destacar diferentes tipos: la traducción jurídica especializada, la traducción jurídica técnica y la traducción jurídica jurada. Esta última hace referencia a todas las traducciones oficiales que tienen que ser certificada por un traductor jurado para que sean válidas ante las Administraciones Públicas.

7.-¿Cuál es el procedimiento para realizar una traducción legal?

  • Recepción y registro de los trabajos
  • Asignación de los trabajos a un traductor nativo del país
  • Proceso de traducción
  • Revisión
  • Edición y formato
  • Entrega